“Síndrome del pensamiento acelerado, SPA”, por José A. Vera

Lo ha bautizado con este nombre Augusto Cury, y se refiere a una enfermedad que combina la ansiedad con la prisa, un pensamiento hiperactivo descontrolado que nos lleva a gastar más energía, a cometer errores básicos por no contener los impulsos, con una sintomatología física que va desde el insomnio (por darle demasiadas vueltas a la cabeza), hasta molestias y dolores de estómago, despertar agotado, episodios de ira, problemas musculares, irritación habitual, dificultad para convivir con personas tranquilas, lo que degenera en déficit de memoria y problemas para controlar las situaciones.

El SPA es una patología propia de nuestro tiempo, que viene de la mano del exceso de información asociado al trabajo, el agobio por las tecnologías digitales, la necesidad de saberlo y controlarlo todo, la conspiranoia propia de las empresas. Cada día hay más personas con síndrome del pensamiento acelerado. Y lo peor es que no se cura con medicinas.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin