Rejuvenecimiento facial en hombres y mujeres

Los rasgos que definimos como atractivos varían si se trata de un rostro masculino o femenino. Por eso, la medicina estética —en evolución continua durante los últimos años— ofrece tratamientos diferentes dependiendo del sexo para conseguir un mejor aspecto y que pacientes, como aquellos que acuden a mi clínica barcelonesa Dra. Villanueva Medicina y Cirugía Estética, se sientan bien consigo mismos.

La medicina estética, una práctica cada vez más frecuente

En la actualidad, las personas se preocupan por lucir un físico cuidado e invierten tiempo y dinero para conseguirlo. Por esta razón, el rejuvenecimiento facial, cuyas técnicas tratan de corregir y prevenir los efectos del paso de la edad en el rostro, está en auge en ambos sexos, especialmente en los hombres, que ya se benefician de la medicina estética para mejorar su apariencia física, favoreciendo una expresión varonil y unas facciones en correspondencia con los patrones masculinos de belleza actuales. La demanda de este tipo de tratamientos ha ido creciendo, también, gracias a que permiten la incorporación inmediata de los pacientes a su cotidiana, puesto que ya no se trata de un procedimiento invasivo como ocurría en los albores de esta ciencia.

Técnicas como la inyección de la toxina botulínica o bótox, llamada así comúnmente, para corregir las arrugas de expresión, el peeling —para dar elasticidad y tratar las manchas solares, las secuelas del acné y las cicatrices— o la biorevitalización facial — que consiste en infiltraciones de vitaminas y ácido hialurónico para mejorar la flacidez y las arrugas— eran habituales en mujeres, sin embargo, en los últimos años la aplicación de estos procedimientos se ha empezado a extender en varones que quieren mejorar, no solo su aspecto, sino también fortalecer la de su piel. No obstante, la distinción de los sexos hace necesario que estos métodos se empleen, como es natural, de una forma diferenciada.

La importancia de un diagnóstico personalizado según el sexo

Clínica Dra. Villanueva Medicina y Cirugía Estética

Clínica Dra. Villanueva Medicina y Cirugía Estética

Haber estudiado y tener en cuenta la diferencia que existe entre el atractivo masculino y el femenino, así como sus cánones y proporciones, permite hacer un diagnóstico ajustado a las necesidades del paciente, algo fundamental. Por un lado, las mujeres tienen la zona superior del rostro más prominente que va disminuyendo de arriba abajo, su nariz es más delgada y unos pómulos definidos es un símbolo de belleza. Por el contrario, los varones a los que consideramos atractivos en nuestros días tienen un semblante más cuadrado y anguloso, ojos más estrechos y presentan los párpados ligeramente cerrados, una nariz fuerte y una complexión significativa en la zona media, al igual que una barbilla fuerte y una mandíbula vigorosa. Hoy día, conseguir esa fisonomía en su conjunto es posible gracias a la medicina estética y a los tratamientos que se ofrecen en clínicas como la que mi pasión por los beneficios de la medicina estética me ha llevado a crear, con veinticinco años de experiencia en el sector y que garantiza un trato personalizado para cada paciente.

Con el estudio pormenorizado de los rasgos definitorios de cada sexo se consigue que aplicando tratamientos —como el uso de voluminizadores en la barbilla, la reducción de surcos nasogenianos, la elevación de cejas y párpados o los rellenos dérmicos en el surco nasolabial— no se feminice el rostro en los varones, sino que se consiga una forma masculina, jovial y atractiva. Gracias a esto y a una buena política comunicativa se ha logrado que los hombres ya no tengan miedo a probar estas técnicas, incluso algunas que provocan aún cierto rechazo, es el caso del relleno de labios, que sirve para volver a tener el volumen que se va perdiendo en la región labial con el paso de los años.

La medicina estética, por tanto, aporta a hombres y mujeres métodos específicos para disfrutar de una piel hidratada y un mejor aspecto físico, contribuyendo a que sean más visibles los patrones masculinos de belleza en ellos y los femeninos en ellas. El conocimiento anatómico de las proporciones, de la simetría y de la armonía ha conseguido que el rejuvenecimiento facial proporcione, de esta manera, un atractivo natural y una mejora global en el rostro, que los propios pacientes sentirán en su bienestar personal y el resto admirará.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin