Realizan el primer trasplante del mundo de vértebras humanas

Un instituto ortopédico de Bolonia (Italia) ha logrado por primera vez realizar un trasplante de vértebras humanas. La operación reemplazó cuatro vértebras por otras cuatro sanas conservadas en el Banco de Tejido Musculoesquelético de la región, informó este miércoles Alessandro Gasbarrini, director de cirugía vertebral oncológica y degenerativa que lideró el equipo médico.

La operación se realizó el 6 de septiembre en un paciente de 77 años que padecía cordoma, un tumor óseo maligno, en el Instituto Ortopédico Rizzoli de Bolonia.

El paciente, explicó Gasbarrini, “está bien” y “fue dado de alta. Se quedó con nosotros durante aproximadamente un mes. Después de los primeros 15 días de control postoperatorio, fue dado de alta y derivado a otro departamento para fisioterapia, donde consiguieron que volviera a caminar y en condiciones de tener una lo más normal posible“, añadió.

La intervención duró 12 horas e involucró a 20 personas en el quirófano y a un centenar más en las diversas fases antes, durante y después de la pionera intervención. El paciente corría el riesgo de morir, pero la intervención le evitó la parálisis. Además sufría dolores extremos que ni la morfina habrían logrado calmar.

El objetivo de la intervención era extirpar el tumor y permitir la radioterapia, por lo que el paciente no debía tener injertos metálicos o de titanio. La única manera era utilizar vértebras humanas. “Reconstruimos la columna vertebral en el modo más similar a la conformación natural restaurando una anatomía perfecta gracias a la implantación de un hueso con la misma estructura al que tuvimos que extirpar debido al tumor”, explicó Gasbarini.

“Reemplazar el tejido humano con otro tejido humano es lo mejor para el organismo, y esto también se aplica a los huesos. Pero no siempre es posible, por lo que se recurre a implantes artificiales”, indicó el médico. Hasta ahora, las vértebras eran reemplazadas también por diáfisis de fémur, otro tipo de hueso, con una estructura diferente a la de las vértebras y con una menor posibilidad de integración.

Ahora, en cambio, la implantación de las cuatro vértebras se acerca “al objetivo de una fusión perfecta con la columna vertebral y optimiza un curso de tratamiento con radioterapia que no habría sido compatible con una prótesis de titanio”, aclaró.

En el caso de un injerto óseo, los riesgos de rechazo son mucho más bajos que el de un trasplante de órganos. Es que en el banco de tejidos, los huesos estaban congelados a 80 grados bajo cero, perdiendo parte de la capacidad autoinmune.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin