¿Qué es la donación en asistolia?

La magia de la Medicina no cesa. El pasado 17 de febrero el hospital Puerta de Hierro de Madrid fue el escenario de un nuevo hito médico: la realización del primer trasplante de corazón procedente de donante fallecido por parada cardiorespiratoria en nuestro país y quinto en el mundo. Pero, más allá de su carácter histórico, las consecuencias de este acontecimiento resultan de lo más esperanzadoras, ya que «se estima que l la técnica de implantación de corazones de donantes en asistolia permitirá aumentar hasta un 10% el número de trasplantes de este órgano en nuestro país», anticipa Juan José Rubio, coordinador del Grupo de Trabajo de Trasplantes de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias y, a su vez, uno de los doctores participantes en la compleja intervención.

La donación de órganos procedentes de personas que fallecen tras una parada cardiorespiratoria, técnicamente denominado en asistolia controlada, «ha sido la principal forma de expansión del número de trasplantes en nuestro país desde el año 2009, cuando comenzó a desarrollarse de forma más constante gracias al desarrollo de un programa específico», explica Beatriz Domínguez-Gil, directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), quien destaca que actualmente «una de cada tres donaciones en nuestro país ya se realiza bajo estos parámetros, a pesar de que se trata de una técnica más compleja en la que el tiempo resulta muy escaso, porque los órganos del donante inician un proceso de deterioro vertiginoso tras el diagnóstico de parada cardiorespiratoria irreversible».

Es aquí donde entra en juego el denominado ECMO, es decir, el uso de la oxigenación por membrana extracorpórea, una técnica «made in Spain» que proporciona soporte cardiaco y respiratorio. «Lo decisivo de este sistema es que, a diferencia de lo que hacen británicos o australianos, no extraemos los órganos del paciente para recuperarlos en una máquina de perfusión, sino que éstos permanecen en el cuerpo del donante durante un periodo de tiempo gracias al uso de ECMO, que mantiene el órgano oxigenado y en funcionamiento. Las ventajas que aporta son cualitativas, ya que esto nos permite evaluar, de forma más fisiológica y también menos costosa, si dichos órganos están en buenas condiciones para ser trasplantados», detalla Rubio. «Sin olvidar que permite realizar la extracción de forma más pausada y con más garantías de éxito», añade Domínguez-Gil. Por todo ello, tal y como reconoce la directora de la ONT, «este dispositivo ha revolucionado la forma de trasplantar en asistolia en España y su uso nos ha convertido en una referencia a nivel mundial».


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin