Primeros afectados por beber leche cruda

Beber leche cruda no es sano y puede causar importantes daños en el organismo. Ya lo advertían los médicos, pero los más «modernos» hacían caso omiso de esta última moda alimenticia. Así, en EE UU se han registrado los primeros casos, casi una veintena, de infectados con una bacteria, la cepa RB51 de brucella, que puede provocar una enfermedad infecciosa tras el consumo de leche cruda o productos lácteos crudos.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE UU ha hallado que un grupo de personas repartida en 19 estados estaban expuestos a leche cruda pocedente de Miller’s Biodiversity Farm en Quarryville, Pensilvania. En concreto, se trata de la cepa RB51 de brucella que se encuentra en animales y se puede propagar a las personas cuando entran en contacto con un animal infectado o con productos animales contaminados con la bacteria. Los síntomas de la brucelosis resultante incluyen fiebre, sudoración, pérdida de apetito, dolor de cabeza, fatiga, dolores musculares y articulares, y complicaciones potencialmente más graves, explicaron los CDC.

Resistente a los antibióticos

Más allá de sufrir un cuadro patológico similar a una memingitis y que el paso de la bacteria por el organismo sufra las terribles consecuencias toda la , existe un alto riesgo de resistencia antibiótica. Es decir, como recoge un informe del CDC han contabilizado hasta tres casos en los que este tipo de medicamentos no sirve para eliminar la infección. En concreto, la cepa RB51 es resistente a la rifampicina y la penicilina.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin