Nuevas aplicaciones para la endoscopia avanzada

Problemas como la achalasia, la gastroparesia, los tumores digestivos submucosos, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el divertículo de Zenker, los pólipos de colon avanzados o complejos y los cánceres precoces de estómago y colon requerían, hasta ahora, de una intervención quirúrgica para solucionarse. Sin embargo, el desarrollo actual de técnicas endoscópicas intervencionistas permite tratarlas con una menor complejidad para el paciente y menor estancia hospitalaria.

«La endoscopia digestiva avanzada o cirugía endoscópica nos permite realizar, a través de los accesos de la endoscopia tradicional (boca y ano), sofisticadas intervenciones que habitualmente se venían haciendo por vía laparoscópica o cirugía abierta tradicional», explica Pedro J. Rosón, jefe del servicio de Aparato Digestivo y de la nueva Unidad de Endoscopia Digestiva Avanzada del Hospital Quirónsalud de Málaga, un servicio referente a nivel nacional para el tratamiento de patologías digestivas gracias al uso de las técnicas más innovadoras a nivel mundial.

Entre ellas destaca la disección endoscópica submucosa, una técnica que se realiza en pocos centros nacionales (seis o siete), teniendo en cuenta tanto públicos como privados de ámbito nacional. Se trata de un procedimiento que permite eliminar tumores incipientes del tracto digestivo, realizando una cirugía superficial del órgano y desechando la capa donde se encuentra el tumor. Durante el 2018 se han realizado más de 40 intervenciones endoscópicas de disección, 80 contando con el año anterior, lo que posiciona al Hospital Quirónsalud como un centro de referencia de esta técnica en el ámbito nacional.

Ventajas

«Hasta hace muy poco tiempo los tumores precisaban una intervención quirúrgica agresiva para resecarlos. En el caso del esófago era necesario eliminar una parte del mismo también Y en el de las lesiones localizadas en estómago había que resecar aproximadamente un tercio del órgano para poder quitarlas. Hoy en día podemos realizar una eliminación endoscópica de las lesiones que lo precisen, sin necesidad de resecar el órgano donde se encuentran, es decir, quitar única y exclusivamente el tumor conservando la anatomía normal del organismo. Es lo que conocemos como POET (Per oral endoscopic tumorectomy)», continúa Rosón. Igual sucede con los pólipos de gran tamaño de colon y los tumores precoces.

Otras ventajas de la endoscopia digestiva avanzada respecto de la «normal» son la rapidez con que se interviene a los pacientes (que redunda en unos tiempos de anestesia menores a lo habitual) y, que al ser técnicas mínimamente agresivas, la recuperación posterior de los mismos es mucho más rápida y prácticamente sin molestias tras la intervención. Como se realizan a través de los orificios naturales no es necesario abrir la pared abdominal, realizar cortes o dar puntos en la piel. Podemos tratar tumores o solucionar problemas sin tener que extirpar trozos de órganos sanos, con lo que se mantiene la integridad y el normal funcionamiento del sistema digestivo», asegura Rosón.

Además, no requiere de ningún tipo de preparación previa: «Las técnicas se realizan en ingreso de 24-48 horas máximo tras el cual el paciente es dado de alta, ya sin ningún tipo de síntomas o molestias. El paciente acude al hospital en ayunas de ocho horas el mismo día de su intervención, que se realiza bajo anestesia en aproximadamente 80-90 min. Tras la intervención pasa directamente a su habitación a descansar y ya al día siguiente inicia la ingesta de alimentos», concluye el experto.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin