Los snacks, galletas y helados son los productos peor valorados por la OCU

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha valorado 800 productos alimenticios. Ha hecho referencia a once categorías de alimentos procesados: bebidas vegetales, cereales de desayuno, chips vegetales, galletas, gazpachos, salmorejo, pan envasado, masas, helados, salsas de tomate y snacks.

Bebidas vegetales. Aunque obtienen una alta valoración, no todas son igual de saludables. Las mejores son las bebidas de soja sin azúcares añadidos.

Cereales de desayuno. Los cereales de chocolate, miel o frutos son los más perjudiciales, seguidos de los corn flakes, que pueden contener hasta un 22% de azúcar. El muesli tampoco es la mejor opción porque para lograr su típica consistencia es necesario incorporar grasa y azúcar. Los cereales de desayuno “fibra, línea o avena” se consideran saludables, pero algunos productos se componen de un nivel de grasa, azúcares y sal mayores al esperado. Por lo que los mejores nutricionalmente son los copos de avena.

Chips vegetales. Hacen referencia a los snacks o aperitivos que están elaborados con verduras. Sin embargo, son pocos los que se valoran como buenos para la . De hecho, la organización asegura que no son más sanos que las patatas fritas.

Galletas. Presentan poca fibra y están compuestas por numerosos azúcares, harinas refinadas y grasas. Aunque las galletas “sin azúcar” son más saludables, también llevan edulcorante. No se debe abusar de su consumo.

Gazpachos. Son de los productos mejor valorados, aunque no todos son igual de buenos desde la perspectiva nutricional.

Salmorejo. Contienen altos niveles de grasa, pese a que se trate de aceite de oliva, es preciso tener en cuenta que son calóricos.

Pan envasado. Es valorado positivamente, aunque el más saludable es el pan integral.

Masas. Las prefabricadas están consideradas con una mala valoración nutricional debido a su alto contenido en sal y en grasas saturadas.

Helados. Solo deben consumirse ocasionalmente por su alta cantidad de azúcar y grasas.

Salsas de tomate. El elemento distintivo es el contenido en sal que forma parte de todas las salsas de tomate y el aceite que llevan los tomates fritos. Son una buena opción a consumir si llevan aceite de oliva.

Snacks. No se recomiendan.

De los productos analizados, las galletas, los helados y los snacks son los menos recomendables para una buena nutrición. Mientras que de esta lista los más favorables son los gazpachos, pan envasado y salsas de tomate. Sin embargo, todos ellos son productos procesados, por lo que nuestra dieta no se puede basar en ellos sino en alimentos fresco, entre los que predominen los productos de origen vegetal: frutas, verduras y legumbres. Lo mejor para llevar a cabo una dieta óptica es escoger alimentos que no necesiten una etiqueta.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin