La verdad de un fumador mayor de 35: un día menos de vida por cada cuatro fumando

John Britton es presidente del Grupo de Tabaquismo del Colegio de Médicos de Reino Unido. Este catedrático de epidemiología es de los pocos que apuesta por el cigarrillo electrónico como solución efectiva para que los fumadores dejen definitivamente el tabaco. “La legislación dura, con impuestos elevados, campañas de publicidad y limitación del acceso a los más jóvenes son medidas efectivas, pero hemos comprobado que lo más efectivo es darle una alternativa a los fumadores”, afirma a LA RAZÓN Britton que ha participado en un desayuno informativo en Madrid en el que se ha presentado la Plataforma para la reducción del daño por tabaquismo, la primera asociación de médicos y científicos que defienden el uso del “vapeo” como una solución para reducir el número de fumadores. “En Reino Unido nos dimos cuenta de que los cigarrillos electrónicos son muy populares y por eso animamos a su uso. La prevalencia ha caído entre un 1 y un 2 por ciento en los últimos cinco años”, añade el especialista.

En nuestro país, tanto el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) están en contra del uso del cigarrillo electrónico, ya que no sólo consideran que puede ayudar a que los adolescentes se inicien en el consumo de tabaco, sino que desconocen el efecto a largo plazo que tienen los compuestos de los líquidos que se “vapean”. A eso se suma que estos productos no eliminan la nicotina, lo que de verdad mantiene enganchados a los fumadores. Britton le quita hierro al consumo de este producto: “No es una droga especialmente dañina. Aumenta el ritmo cardiaco y la presión arterial… es muy similar a la cafeína y en nuestras sociedades no tenemos un problema con ella. Es mejor eso, a que mueran once millones de personas cada día por el tabaco”, argumenta.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin