La modificación del ‘ADN basura’ podría ser clave para hacer frente a la diabetes tipo 1

El 10% de los polimorfismos asociados con la diabetes tipo 1 está localizado en ARNs largos no codificantes (lncRNAs), es decir, lo que hasta ahora se consideraba “ADN basura”. Trabajos de investigación realizados en España están ayudando no sólo a caracterizar mejor su función, sino que sugieren la posibilidad de que estas moléculas juegan un papel esencial en la aparición y desarrollo de esta enfermedad. Se abre de esta forma una nueva vía de investigación para el desarrollo de futuras terapias.

Así lo considera Izortze Santín Gómez, profesora de la Universidad del País Vasco e investigadora del Instituto de Investigación Biocruces Bizkaia, que en el XXX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes ha mostrado sus estudios más recientes sobre la implicación de los lncRNAs en la destrucción de la célula beta pancreática en la DM1. A pesar de que hace un tiempo se pensaba que el genoma no codificante era basura y no servía para nada, hoy en día se sabe que los ARNs no codificantes juegan un papel crucial en la regulación de múltiples procesos, como por ejemplo la expresión génica. En los estudios que está realizado Santín se ha observado que “algunos ARNs largos no codificantes que contienen polimorfismos asociados a diabetes tipo 1 regulan rutas intracelulares muy importantes en la patogénesis de esta enfermedad, como la inflamación o la muerte de la célula beta pancreática”.

Partiendo de estos hallazgos, “parece lógico pensar que estas moléculas son fundamentales en la patogénesis de la enfermedad”. Según especula la experta, “la caracterización de su función a nivel de célula beta pancreática ayudará a clarificar los mecanismos genético-moleculares por los que la célula beta pancreática es destruida en la diabetes tipo 1 y proporcionará la información necesaria para el desarrollo de terapias basadas en la modificación de estos lncRNAs”. Con todo, se asume que todavía se sabe muy poco sobre la función de éstos en la destrucción de la célula beta. Por ello, “lo primero sería caracterizar su función, para luego proceder a diseñar estrategias que permitan modificar el impacto deletéreo de estos lncRNAs asociados a diabetes tipo 1 en la viabilidad de la célula beta pancreática”.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin