La hostelería y el sector residencial, los más ineficientes energéticamente

En 2015 y siguiendo datos de la Comisión Europea, el consumo energético ha crecido a nivel global en los 28 países de la UE. Si en 2014 estaba en 79,2 Mtoe (millones de toneladas equivalentes de petróleo) en 2015 ha alcanzado los 80,5. Lejos estamos de los niveles de consumo alcanzados en 2005 cuando la demanda era un 18% mayor. A pesar de la subida de este año es difícil que se llegue de nuevo a estos niveles y eso se debe principalmente a las medidas de eficiencia energética promocionadas por Europa. Dichas políticas, así como la diversificación de fuentes energéticas, llevaron a una reducción del consumo eléctrico per cápita, entre 2008 y 2014 del 13%.

Actualmente, el sector servicio y residencial ya representa un 31% del consumo energético total, por delante del 23,5% que representa el sector industrial. En este sentido la compañía Endesa acaba de presentar los resultados de su segundo Informe sobre Comportamiento Energético de las Empresas, coincidiendo con el Día Mundial del Ahorro de Energía. El estudio ha tenido en cuenta datos reales obtenidos mediante la realización de diagnósticos energéticos y auditorías a 3.684 empresas ente 2014-2017. «Un análisis energético es obtener información sobre qué se consume y cómo se consume. Para ello se mira no sólo la facturación sino el consumo y el uso de los diferentes equipos que tiene la empresa en cuestión. La mayoría de ellas no saben lo que se está consumiendo, ni donde se consume. Muchas empresas desconocen realmente lo que están gastando por ejemplo en iluminación, en los equipos de climatización o en los ascensores. Por lo que es complicado reducir estos consumos que no se han identificado», explica José Carlos Fernández Rey, responsable del estudio.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin