«La cirugía de mínima invasión llega al síndrome del túnel del tarso»

Es pionero al describir una nueva técnica mínimamente invasiva para acabar con el Síndrome del Túnel del Tarso. Pero, ¿cuál es su prevalencia e incidencia?

-Es una patología cuyo diagnóstico es principalmente clínico. Actualmente, la prevalencia es desconocida ya que, sólo somos capaces de identificar la causa en un 60% de los casos. Sin embargo, sí conocemos datos indirectos sobre ella, por ejemplo, que es la quinta causa de atrapamientos nerviosos más publicada en la literatura científica, que el dolor de talón lo sufre el 15% de la población adulta con problemas en los pies y de éstos, un gran porcentaje padece algún grado de presión.Tanto es así, que sólo una de las cuatro ramas nerviosas del túnel del tarso supone el 20% de los pacientes que sufren dolor en el talón.

-¿Qué huella ha dejado el estudio que ha publicado en la revista «Surgical and Radiologic Anatomy» en las guías de Traumatología?

La descripción y publicación de esta técnica tiene un gran impacto en los especialistas en cirugía de pie y tobillo, tanto traumatólogos, como podólogos o cirujanos plásticos, ya que permite tratar una patología tan complicada de una forma ultra-mínimamente invasiva reduciendo las complicaciones postquirúrgicos y esto es algo que hacen muy bien los cirujanos plásticos, que son expertos en «mimar» el tejido. Gracias a esta nueva publicación, pionera a nivel mundial, los especialistas en pie y tobillo podrán aprender a realizar este tipo de técnicas y ofrecer a sus pacientes opciones menos invasivas, algo de vital importancia en la Medicina actual.

-¿En qué congresos lo han presentado ya como novedad?

-En varias citas internacionales ante eminentes profesionales médicos del ámbito mundial. Fue presentada por primera vez en el 10º Simposium Internacional de Anatomía Clínica y Aplicada en Moscú, recibiendo el segundo y tercer premio a las mejores presentaciones orales; en el 5º Congreso internacional de Cirugía Mínimamente Invasiva de pie y tobillo en Marrakech y en el Congreso Internacional de Anatomía Clínica celebrado en la Universidad Complutense de Madrid.

-¿Cómo y por qué han desarrollado esta técnica?

Partió como TFM (trabajo fin de carrera) del máster de Cirugía Mínimamente Invasiva de pie y tobillo realizado por mí en la Universidad Católica de Valencia, que posteriormente fue llevado a cabo junto con la Universidad Complutense de Madrid y con la Facultad de Medicina de la Universidad de Innsbruck (Austria). Tenemos la gran suerte de ser pioneros en España en describir y publicar este tipo de cirugía, ya que el doctor José Manuel Rojo Manaute fue el primero en describir una técnica de cirugía ecoguiada del síndrome del túnel del carpo «el primo-hermano del síndrome del túnel del tarso, pero en la mano». Otro indicio de la gran formación, con que contamos en España, en Medicina y .

-En la publicación, mencionaban que resulta segura para un grupo de pacientes seleccionados. ¿Qué rasgos deben cumplir?

-Es una cirugía que requiere una amplia curva de aprendizaje con el uso del ecógrafo en intervencionismo ecoguiado, los pacientes idóneos son aquellos que presentan una compresión del nervio dentro del túnel y que no tienen lesiones por ocupación de espacio, es decir, algún «bulto» que sea necesario abrir para extraer.

-¿Cuánto tiempo han invertido en esta investigación?

En el estudio hemos invertido un tiempo de dos años en la elaboración del mismo.

-¿Con qué otros profesionales y organismos o instituciones se han asociado en este proyecto?

-Como he mencionado anteriormente, este estudio lo hemos llevado a cabo con la Clínica Vitruvio de Madrid, la Facultad de Medicina de la Universidad de Innsbruck (Austria) y con la Universidad Complutense de Madrid.

-¿Qué problemas derivarían del no tratamiento de este síndrome?

-Si no se trata este síndrome, deriva en una compresión mantenida del nervio. Es decir, un sufrimiento del nervio que puede acarrear un daño cada vez más difícil de «curar». No debemos olvidar que los nervios son estructuras que se regeneran de forma mucho más lenta que otras partes del cuerpo, como pueden ser músculos, tendones o ligamentos.

-Podólogo y fisioterapeuta, ¿por qué estas especialidades?

-La Podología es una profesión que ha crecido enormemente gracias al trabajo y esfuerzo de «nuestros más veteranos». Es una ocupación que engloba a un especialista en pie y tobillo y que abarca el conocimiento médico, quirúrgico, farmacológico y biomecánico; es decir, todas aquellas áreas que permiten tratar el pie de forma integral. Realicé ambas carreras de forma simultánea y, en un principio, tenía en mente ser fisioterapeuta pero, poco a poco, esta bella profesión me fue enamorando y, actualmente, utilizo la Fisioterapia como conocimiento esencial en el tratamiento del dolor y disfunciones de mis pacientes

-Son profesiones con un alto nivel de intrusismo. ¿Qué habría que hacer para evitarlo?

La regulación estricta por parte del Ministerio de Sanidad constituye un factor muy importante. No sólo me refiero a las competencias pero, al igual que las clínicas sanitarias se exponen a revisiones frecuentes, se debería realizar estas mismas revisiones en este tipo de negocios ilegales, ya que se anuncian libremente a pie de calle o por internet con total impunidad. El intrusismo ha de desterrarse, no sólo por los profesionales sanitarios sino por los consumidores. Todos deberíamos saber si quien nos atiende es un profesional cualificado para tratar nuestra patología o simplemente ha realizado «un curso». Los pacientes día a día se exponen a ser contagiados por una enfermedad o ver agravado su dolor o empeorar su enfermedad por una incorrecta actuación. Si los efectos adversos en Medicina son algo relativamente frecuente en profesionales cualificados, que han dedicado y dedican muchos años de estudio y formación, es una imprudencia dejar tu enfermedad o patología en manos de alguien no cualificado y que realiza su tratamiento sin base científica.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin