Fernando Novo: «Hay una gran oportunidad en España para la agricultura ‘‘smart’’»

– El agua es uno de los grandes retos de cara a 2030. ¿Podemos ser optimistas?

-En agua potable estamos muy avanzados, pero el saneamiento es el gran desafío en todo el mundo; 850 millones de personas no tienen acceso a agua de calidad y hay 2.500 millones sin acceso a saneamiento.

-¿Cuáles son los problemas de la mala gestión del agua?

-Hay muchas enfermedades provocadas por la mala calidad como el cólera, el paludismo, la hepatitis A, la gastroenteritis… En el 2017, según dice la OMS, hubo entre 1,5-4 millones de afectados por el cólera en el mundo y 400.000 fallecidos de paludismo. También murieron un millón de niños por enfermedades de transmisión hídrica.

-Pero el agua también representa una oportunidad para el desarrollo…

-El año pasado la ONU estimaba que las mujeres y los niños de África destinaron 200 millones de horas en ir a por agua. Si esas horas se empleasen en trabajar se obtendrían beneficios de 16.500 millones de dólares. Una sociedad sana, con un agua de calidad, crea trabajo y se desarrolla convenientemente. En África ahora mismo hay una población de 1.300 millones de personas y en 2050 habrá 2.400. Las necesidades de agua y energía se van a disparar. O el mundo ayuda al continente africano y aceptamos políticas de colaboración –no de ayuda– y de creación de riqueza, o gran parte de ellos van a intentar venir a los países desarrollados.

-El cambio climático va a aumentar aún más los flujos migratorios….

-Ahora mismo se dice que si de aquí al 2050 la temperatura aumenta dos grados, en la zona subsahariana muchas de las cosechas no se podrán cultivar. El año pasado hubo más de 716.000 personas que vinieron a Europa. Sobre todo vienen por hambre y guerras. A menos que haya una política enfocada a crear riqueza en sus países seguirán viniendo.

-Volviendo a España, ¿cuáles son los problemas más acuciantes?

-Ahora mismo la red de abastecimiento de agua, ya que en torno a un 40% de este se pierde por pequeñas roturas en las redes o tuberías antiguas. La Administración estima que se necesitan unos 45.000 millones de euros para modernizar las redes. El hecho de tener una infraestructura correcta no es un gasto sino una inversión en y en desarrollo.

-Estamos retrasados en depuración…

-Hay poblaciones de menos de 2.000 habitantes que no cuentan con una correcta depuración. Durante muchos años no se ha hecho todo lo que se debía. Lo que hace falta es un gran plan de infraestructuras para mejorar lo existente y crear lo que todavía no hay. Habría que ver en la Ley de Presupuestos cuánto se destina a depuración.

-¿Es posible reducir el consumo?

-La agricultura tiene que bajarlo porque ahora mismo utiliza un 70% del agua y eso es insostenible. Esto se hace con tecnologías de ayuda al agricultor; si riegas de una forma inteligente ahorras agua. Hay comunidades de regantes que ya están implantando la agricultura «smart» y empresas de gestión que están ya ayudando al agricultor a ahorrar con cultivos hidropónicos, sistemas conectados con satélites que te dice cuánta agua va a cada planta. Hay una gran oportunidad en España para que las comunidades de regantes, utilizando los medios tecnológicos, puedan ser más eficientes.

-¿Cuanto pueden ahorrar?

-Estoy seguro de que más de un 30%.

-Este año se ha hablado mucho de obtener agua de la humedad. ¿Hay que buscar nuevos recursos?

-Los recursos son los que son; lo que hay que plantearse es la gestión. Hay que tener otra forma de pensar. El agua la puedes sacar de la atmósfera, pero hay que ver cuánto cuesta y cuánta puedes obtener. Puedes desalar pero luego echas una salmuera.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin