El sistema da Vinci abre un nuevo campo en cirugía de cabeza y cuello mínimamente invasiva

Desde que hace 10 años la FDA (Federal Drug Administration) aprobara el uso del sistema robótico da Vinci para procedimientos otorrinolaringológicos, la cirugía de cabeza y cuello ha experimentado cambios radicales que han permitido explotar, como nunca, los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva. Este sistema robótico, que se basa en una visión en 3D con instrumentos con una articulación similar a la de una muñeca, multiplica las capacidades respecto a los procedimientos convencionales.

La aportación más relevante de esta tecnología puntera ha sido la Cirugía Robótica Transoral (TORS), que consiste en la introducción de los brazos robóticos del Sistema da Vinci a través de la boca del paciente. Esta técnica ha supuesto un giro radical en el tratamiento del cáncer de orofaringe (amígdala palatina y base de la lengua) tal y como afirma el Dr. José Granell, Responsable del Área de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello de HLA Universitario Moncloa: “El abordaje quirúrgico estándar de los tumores de esta índole implica una cicatriz media en el labio y mentón, así como también en la sección y posterior osteosíntesis de la mandíbula, que se abre en libro para poder llegar al tumor. Por el contrario, el sistema da Vinci permite realizar la misma cirugía a través de la boca sin incisión en el labio, ni sección del hueso”.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin