El aceite de oliva virgen reduce el riesgo cardiovascular un 30%

El aceite de oliva es uno de los productos españoles más característicos, así como una pieza fundamental en la Dieta Mediterránea. Numerosos estudios han asociado que un consumo equilibrado del mismo se traduce en ciertos beneficios para la . De los más recientes destaca el realizado por Predimed, donde se relaciona la ingesta de aceite de oliva virgen con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares. El estudio demostró que se intensifica la función del colesterol de las lipoproteínas de alta densidad o HDL, pudiendo reducir el riesgo de las afecciones nombradas hasta en un 30%.

«La cantidad de grasa recomendable para una dieta saludable oscila entre 30-35% del valor calórico total de la dieta», asegura el doctor Francisco Botella, especialista del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). El aceite de oliva virgen, afirma: «debe constituir la mayor parte de este porcentaje, en detrimento de otras fuentes grasas menos saludables».

Tipologías

En el mercado se pueden encontrar una amplia variedad dentro del aceite de oliva. De mayor a menor calidad se encuentran el virgen extra, virgen, no virgen y de orujo. El primero, el aceite de oliva virgen extra, es el más recomendable por sus requisitos fisicoquímicos y organolépticos , por su baja acidez o por ser rico en vitamina E, entre otras características. Así mismo, existe una diferencia entre aceites suaves e intensos la cual, según especifica la diestista-nutricionista Nerea Segura Alcaide: «tiene que ver con la acidez y no con el sabor». Otra distinción viene dada por el tipo de aceituna, cuyas peculiaridades se perciben en el paladar. En cualquier caso, a la hora de cocinar la mejor opción sería la picual ya que es muy estable.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin