«El 11% de los pacientes con cáncer se podría beneficiar de la protonterapia»

1 ¿Qué es la protonterapia?

Dr. Mazal: La protonterapia es una técnica precisa de radioterapia externa, basada en el uso de haces de protones para el tratamiento del cáncer.

2¿Qué ventajas presenta respecto a otras terapias frente al cáncer?

Dr. Mazal: La principal frente a otros tratamientos de radioterapia (basados en haces de fotones) es que el haz deposita su energía a una profundidad en los tejidos y luego se detienen, limitando la irradiación de tejidos sanos.

3 ¿En qué tipos de cáncer está indicada su aplicación?

Dra. Ares: Actualmente se aplica a tumores situados a proximidad de órganos críticos y tiene una aplicación específica para los pediátricos. Como ejemplos podemos citar tumores de la base del cráneo (cordomas, condrosarcomas, etc.), oculares (melanoma de la coroide), reirraidaciones, y todos los pediátricos, en particular del sistema nervioso. Estos son casos relativamente raros y limitados. La extensión hacia localizaciones con más incidencia en la población necesita la realización de estudios comparativos, teniendo también en cuenta la capacidad limitada de los centros existentes.

4 ¿Y cómo es una sesión?

Dra. Ares: Como en cualquier tratamiento de radioterapia, se utilizan varias sesiones (en algunos casos hasta 35), pero se pueden realizar protocolos más cortos llamados «hipofraccionados». Y se puede reducir hasta una sola fracción, como es el caso de la radiocirugía. En cada sesión, el enfermo se sitúa en un sistema robotizado de posicionamiento, con contenciones individuales. En caso de pacientes pediátricos más pequeños, se utiliza anestesia en cada sesión. Gracias a los sistemas visuales y de imágenes que hay en la sala de tratamiento (láseres, TC y RX) se verifica y se corrige la posición cada día y cuando todo está listo, el personal sale de la sala y se aplica el tratamiento, supervisado en todo momento desde una sala de control anexa. Se pueden efectuar desde uno a varios haces (seis o hasta ocho o nueve en algunos casos). El posicionamiento del enfermo puede durar entre 15 y 20 minutos, mientras que el tratamiento en sí mismo con el haz de protones se limita a unos pocos minutos.

5 ¿Requiere de alguna preparación especial por parte del paciente?

Dra. Ares: La preparación previa incluye la realización de imágenes (tomografía, resonancia, PET, etc.) y todos los elementos que conduzcan al diagnóstico y preparación del tratamiento de forma multidisciplinar. Además, utilizamos elementos de inmovilización adaptados a cada paciente (colchones, máscaras, etc.) para garantizar la reproductibilidad del posicionamiento en cada sesión.

6¿Tiene algúna contraindicación?

Dra. Ares: En algunos pacientes, por ejemplo aquellos que tienen alguna prótesis, material de estabilización o algunos implantes quirúrgicos de determinados materiales metálicos de alta densidad que pueden dificultar el cálculo del plan de protones, lo que hace que pueda estar contraindicado este tratamiento.

7 ¿Y efecto adverso?

Dra. Ares: Tanto los efectos adversos agudos que aparecen durante el tratamiento como los crónicos a largo plazo son menores si se comparan con los que aparecen con una radioterapia convencional con fotones, al reducir el volumen de tejidos normales que reciben alguna dosis de irradiación.

8 Hace unos días se dio a conocer el primer caso de una persona tratada con protonterapia en nuestro país. ¿Cómo lo valoran?

Dr. Mazal: Los primeros tratamientos se efectuaron con normalidad, para indicaciones precisas y de acuerdo con las recomendaciones de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR).

9 ¿Hay una estimación del número de personas que se podrían beneficiar de la protonterapia en nuestro país?

Dr. Mazal: La SEOR estima que las necesidades de protonterapia para España se situarán a corto plazo en el 2% de los pacientes de cáncer y, a medio plazo, en el 11%. Atendiendo a estas previsiones, esta sociedad científica calcula que estaríamos hablando de unas 725 personas por año en una situación más restrictiva, sólo con las indicaciones consideradas estándar, o de alrededor de 17.000 pacientes al año si incluimos todas las indicaciones posibles. Esto hace que SEOR haya determinado que en la actualidad serían necesarias en España tres salas de protonterapia como comienzo de la actividad, que se podrían ir ampliando progresivamente.

10 A España ha llegado ahora pero, ¿desde cuándo se lleva usando?

Dr. Mazal: A España ha llegado a finales de 2019 pero las primeras aplicaciones se llevaron a cabo en los años 50, en EE UU y en Suecia. Posteriormente fue evolucionando y pasó de usarse en centros de investigación a construir los primeros centros asistenciales, en los 90. Actualmente existen 90 centros operacionales en todo el mundo, 30 de ellos en Europa (donde hasta ahora solían ser tratados los pacientes españoles en los que estaba indicado su uso), y otros tantos en construcción. Ya se han tratado más de 200.000 personas en el mundo. Pensamos que nuestro centro deberá afrontar los tratamientos clínicos que vayan llegando pero también llevar a cabo una considerable actividad de investigación y desarrollo, tanto en protocolos clínicos como en temas de física médica, radioquímica, radiobiología, ingeniería, informática, asociaciones con inmunoterapia, nanopartículas, irradiaciones ultracortas en «Flash», irradiaciones con «minibeams».


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin