Cómo evitar el «efecto rebote» al finalizar una dieta

Nos encontramos entre las Navidades y el verano. Todavía se puede llegar en buena forma a las vacaciones. Para ello se antoja vital llevar una buena calidad de y eso implica descansar en torno a 8 horas por la noche, hacer ejercicio y una dieta equilibrada. A continuación nos centraremos en el tercer apartado:

La alimentación, en cuanto a calorías se refiere, depende de cada persona y cuanto necesite ingerir. Si se realiza mucho ejercicio se deberá compensar esa pérdida calórica una vez coma. Conviene empezar la «puesta a punto» con tiempo y una adecuada planificación. Descartar las famosas «dietas milagros» es conveniente. El motivo principal se debe a que no es sano. Asimismo el «efecto rebote» puede ser devastador y llegar a coger más peso que de inicio. Según destacan los nutricionistas de Nice to fit you (NTFY), «Quienes se someten a estas dietas ponen en riesgo su en ocasiones y, además, renuncian a la educación alimentaria lo que provoca que en poco tiempo recuperen su peso ya que al volver a su alimentación habitual cometen los mismos errores nutricionales». Confirman que «Hay muchos mitos extendidos precisamente por el abuso de este tipo de dietas: la fruta engorda, las legumbres no sientan bien, los hidratos ni probarlos si quieres adelgazar… Todas estas creencias se van instalando en la mente durante años dando lugar a un tipo de alimentación que afecta a la ya que nos privamos de alimentos necesarios. La única forma de perder peso si se desea, alimentándose bien, es hacerlo de manera paulatina y adquiriendo hábitos saludables para no tener desequilibrios nutricionales».


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin