A TU SALUD y “Julia en la Onda” por la Salud Mental

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud Mental. En algunas áreas sanitarias todavía existe la imperiosa necesidad de contar con una fecha señalada para poder llamar la atención sobre las necesidades de la misma. Es el caso del área de las enfermedades de la psique. En España, según datos del Ministerio de Sanidad, hay aproximadamente unas 250.000 personas que padecen un trastorno mental grave y su abordaje eleva los costes económicos a unos 80.000 millones de euros anuales en tratamientos.

Por ello, desde este suplemento se ha querido subrayar el problema y se ha unido a “Julia en la Onda”, en colaboración con Janssen, para convertirse en un altavoz que ponga el foco en las necesidades de los pacientes y sus familias, así como en los estudios y avances clínicos que se dan en torno a las enfermedades mentales. Se necesita abrir un debate porque la ignorancia y la estigmatización están muy extendidas. Pese a disponer de tratamientos eficaces, existe la creencia de que no es posible tratar los trastornos mentales, o de que las personas que los padecen son difíciles, poco inteligentes o incapaces de tomar decisiones. Esa “mala fama” puede dar lugar a malos tratos, rechazo y aislamiento, y privar a las personas afectadas de atención médica y apoyo. Dentro del sistema de , resulta muy frecuente que los afectados reciban tratamiento en instituciones que se parecen más a almacenes humanos, que a lugares para curarse.

Hay datos que, pese al tabú que lastran estas patologías, resultan escalofriantes. Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguran que cada año se suicidan más de 800.000 personas, y éste supone la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad. Hay indicios de que por cada adulto que se quita la hay más de 20 que lo intentan. El 75% de estos actos tienen lugar en países de ingresos bajos y medios. Los trastornos mentales y el consumo nocivo de alcohol contribuyen a muchos de ellos. La identificación precoz y el tratamiento eficaz son fundamentales para garantizar que estas personas reciben la atención que necesitan. Porque, desde la OMS, quieren conseguir reducirlos un 10% en los próximos años para evitar que se conviertan en la primera causa de discapacidad en 2030.

El presidente de la Confederación Salud Mental España, Nel A. González, aseguró, en declaraciones a los medios, que “se ha detectado un aumento de patología mental en gente joven que nos preocupa y queremos que se ponga encima de la mesa para que se pueda revertir”. González recordó que el 50% de los problemas de mental comienzan antes de los 15 años y el 75% antes de los 18. Y es que el 30% de los jóvenes españoles de 15 a 29 años (dos millones) ha tenido síntomas de trastorno mental en el último año y sólo la mitad de ellos solicitó ayuda.

Foco en el suicidio

Este año, la Federación Mundial de Salud Mental (WFMH) ha decidido hacer de la “prevención del suicidio” el tema principal del Día Mundial de la Salud Mental. Este comportamiento ha existido a lo largo de la historia humana, pero debido a varios factores complejos, ha aumentado gradualmente en todas partes del mundo y, en las últimas décadas, ha alcanzado niveles estadísticos alarmantes.

Así, en nuestro país, los últimos datos oficiales registrados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son de 2017 y recogen 3.679 fallecimientos por suicidio, una media de diez al día. La cifra ha crecido en un 3,1% respecto al registro de 2016 y es la más elevada en los últimos 12 años. Además, supone la tercera causa de muerte en el grupo de edad de entre los 15 y los 29 años, de acuerdo con el INE. Según los últimos datos disponibles, casi 300 niños y jóvenes menores de 30 años se quitaron la en 2017.

Con este objetivo, la confederación se ha sumado este año a la propuesta de WFHM, organizando la jornada “Conect@ con la ”, centrada en la prevención del suicidio, y en la que se expusieron las opiniones expertas y experimentadas, tanto de profesionales que trabajan en la prevención y la intervención en casos de conductas suicidas, como de personas supervivientes y familiares. El presidente de esta institución ha defendido para denunciar cómo el sistema sanitario español obvia y deja de lado la atención al sufrimiento psíquico y los problemas de mental, y reivindica la urgencia de “implantar, entre otras medidas, un teléfono de atención al riesgo suicida, de carácter público y gratuito”.


Source: Noticias sobre la Salud

Autor entrada: admin